Relato de una comida balanceada de una mochilera alemana en Lima- Perú

“En ese momento caí en la cuenta que comprar en cantidad es mejor que por unidades; podría salir hasta más barato y saludable”.

Fuente: Milenka Palacios Chávez

Un día jueves como hoy, me levantaba a las 8:15 de la mañana con un hambre voraz, ya que un día anterior, de lo cansada que estaba, me fui a dormir temprano sin cenar. Hoy era un día diferente, estaba claro que no quería comer “sopa y segundo” como desayuno, ni tamales con pan o el “calentadito del día anterior”. Obviamente así no hubiera comido desde el desayuno del día anterior, mi estómago no iba a dar tanto como para comer tal cantidad de comida, y encima en el desayuno. “NO, ni hablar… ¡sería demasiado!”.

Teniendo esto en claro, me levanté e intenté despertar a mis otras dos compañeras por si alguna se animaba a acompañarme a comprar algo de comer, pero todas estaban tan agotadas (seguramente habían salido sin mí el día anterior) que se echaron a dormir nuevamente. Resignada, me vestí y me fui al supermercado Metro que queda a unas cuadras de mi hospedaje (el que ya se ha vuelto como mi segunda casa, a pesar de ser más caro que el mercadito de Surco). Y así, entré y me fui directo al pasillo del fondo que tiene un cartel indicando “Desayuno/Breakfast” y elegí una bolsa de granola endulzada con miel de 400 g como para que me dure los próximos 15 días y recorrí el pasillo de frente hasta llegar a la sección de comidas frías, entre ellas, de los lácteos.

Sabía que quería tomar algo fresco con la granola, pero no sabía si comprar yogurt o leche, así que comparando precios, me encontré con que un litro de leche (Gloria Extra Light en bolsa) me costaba dos soles menos de lo que me costaba un litro de yogurt. Fue por dicha razón que elegí la bolsa de leche y lo puse en mi canasta verde. Seguí caminando y, al mirar la canasta, sentí que algo faltaba, por lo que me fui a la espalda de la sección de lácteos en busca de fruta.

Muchas de ellas estaban muy caras al ver el precio por kg, así que solo compré la mitad de una papaya. Enseguida, ya con el brazo que no me daba más, decidí ir a la caja a pagar e irme al hospedaje a prepararme el desayuno. Exactamente eran las 9:30 am cuando comencé a tomar mi desayuno hasta terminarlo: 1 bowl con ½ taza de Granola + 1 taza de leche y otro bowl con dos rodajas gruesas de papaya picada. “Había sido un desayuno fresco, me aportaba fibra y no me daba esa sensación de pesadez y ganas de querer dormir”. Al poco rato, se levantaron las chicas y al ver la comida ahí, decidieron comer lo mismo. “En ese momento caí en la cuenta que comprar en cantidad es mejor que por unidades, podría salir hasta más barato y saludable”.

Terminamos de comer y nos alistamos para salir a Miraflores a ver las ferias de artesanías. Nos bajamos en Larcomar y fuimos caminando por el malecón hasta que encontramos a un Sr. con su carrito de frutas. Vendía diferentes tipos de frutas, todas muy vistosas y baratas. Eran las 12 del día cuando nos compramos mandarinas y plátanos para las tres.

Felizmente a la 1pm no teníamos hambre y podíamos seguir paseando por Miraflores hasta las 3:30pm que nos dio hambre de nuevo. Los restaurantes estaban muy caros para nuestro presupuesto, por lo que regresamos a Barranco, donde encontramos un menú de s/.7 en un Restaurante de la Calle Unión.Pensamos que solo vendían pescados, pero al leer en su pizarra “Entradas: ensalada fresca”, totalmente convencidas ingresamos y nos pedimos una ensalada fresca con palta como entrada, un estofado de pollo como segundo y un vaso de chicha morada para tomar. “Realmente más que suficiente”.

A las 6pm, después de haber estado limpiando el cuarto (ya era hora), una de mis compañeras, nos preparó pan de molde integral con queso Edam y jugo de papaya y plátano. Muchas nos quedamos satisfechas después de este aperitivo, pero tres horas después, cuando vimos a un argentino comiendo en la sala de estar del Hospedaje, nos antojamos de ensalada de atún con galleta de soda. Le preguntamos donde había comprado todo, y muy tranquilo él, nos dijo “¿Y dónde más? en el Metro de a unos cuantos bloques”. Así pues, fuimos nuevamente a Metro a comprar los insumos. “Había sido un día menos aventurero que el resto, pero habíamos comido bien y a un costo bastante cómodo”.

 

Desayuno Total – precio Porción – Precio
Granola endulzada con miel (Marca Unión)

400 g– s/.9.20

½ taza – s/.0.80

Leche extra Light en bolsa (Marca Gloria)

1 L– s/.2.99

1 taza – s/.0.80

Papaya

½ unidad – s/.3.99

2 rodajas – s/.0.99

Media Mañana Total – precio Porción – Precio
Mandarina

1 kg– s/.2.50

2 unidades – s/.0.40

Plátano

5 plátanos – s/.4.00

1 unidad – s/.0.80

Almuerzo (Menú) Total – precio Porción – Precio
Ensalada fresca con palta

s/.7.00

Estofado de pollo
Chicha morada (1 vaso)
Media Tarde Total – precio Porción – Precio
Pan de molde integral Mediano (Marca Bimbo)

1 bolsa – s/.4.99

2 renabadas – s/.0.80

Queso Edam (Marca Laive)

144 g– s/.5.75

2 rebanadas – s/.1.60

Jugo de plátano con papaya

1 plátano – s/.0.80

1 rodaja de papaya – s/.0.50

Cena Total – precio Porción – Precio
Atún en aceite vegetal

1 lata – s/.4.30

1 lata – s/.4.30

Galletas de soda (Marca Field)

1 paquete x 9 – s/.5.99

1 paquete – s/.0.70

Tomate

1 kg– s/.0.99

1 unidad – s/.0.10

Cebolla

1 kg– s/.3.39

½ unidad – s/.0.30

Limón

1 kg– s/.3.79

4 unidades – s/.0.40

Gasto Total al día

s/. 20.30

                                "Precios del Supermercado Metro - Barranco"

Fuente: Milenka Palacios Chávez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s